Hipotesis sobre el Lugo medieval

Feitos do noso pasado común
Respostar
Anonimous

Hipotesis sobre el Lugo medieval

Mensaxe por Anonimous » 11 Abr 2003, 06:12

HIPOTESIS SOBRE EL LUGO MEDIEVAL.



José Manuel Abel Expósito.





A tenor de las recientes excavaciones arqueológicas, y del hallazgo de documentos inéditos de los siglos XI y XII, se puede “recrear” una serie de consideraciones sobre la Ciudad de Lugo en la Edad Media. Estas consideraciones son las que a continuación expondré:



1º.- Fortalezas sobre la muralla.



El principal elemento defensivo de la Urbe Lucense, lo constituyó desde la época imperial su soberbia muralla, una muralla dotada de elementos defensivos que en el devenir de los tiempos se fueron acomodando a las necesidades castrenses del momento. Dentro de estos elementos, las torres-fuertes constituyen un papel decisivo en el planteamiento estratégico de la defensa medieval.

Partiendo del “Locus Eclesial” nos hallamos con la Torre denominada “Muriega” donde se sitúa el primer concejo de la ciudad, que se situaba encima de la actual puerta de Santiago, Anteriormente del Postigo.(Como puerta del postigo, eran conocidas asimismo la existente frente a la basílica compostelana, así como la inmediata a la Iglesia de Santa María de Montenegro, en el recinto murado de Villalba, y la también cercana a la colegiata de Santa María, en las murallas de Ribadeo) esta puerta que comunicaba, con el populoso (por aquel entonces) barrio de Recatelo, en los documentos medievales “Regatelo” con su iglesia parroquial de “La Magdalena”.

La siguiente fortificación, sería la Torre de la puerta Miña, para continuar a la llamada “Almena del Rey” en la actual Puerta del Hospital o del Obispo Odoario.

Otra fortaleza, supongo estaría situada, en las inmediaciones, o sobre la misma Puerta Nueva, pero de esta no tengo datos, simplemente constatar la existencia de una casa adosada, parte de ella en la actualidad pegada a las escaleras de acceso al adarve, suma (casa y escaleras) de infinidad de reformas (documentada en los protocolos notariales de los siglos XV y XVI)casa que perteneció a la Torre de Fingoi y que pudo ser la “vieja torre de Aguilar”.

La siguiente sería las Torres del duque de Arjona, emplazadas sobre la “Puerta Falsa” donadas con posterioridad por los Condes de Lemos para la construcción del hospital de San Bartolomé.

El Siguiente punto estratégico en la línea defensiva, sería el Castillo. Situado entre la actual puerta de San Pedro, o Toledana y la Plaza mayor. ( denominado hasta hoy en día como Campo do Castelo) sobre la descripción de esta fortaleza de la mitra episcopal no entrare en detalle, pues existen magníficos trabajos sobre el particular. Desde el Castillo, el siguiente punto defensivo lo constituye la “Torre Muriega” con la que hemos comenzado la descripción.

En conclusión, tendríamos una línea defensiva constituida básicamente por las murallas y fosos de origen romano, reforzándose en los principales accesos por una serie de “Castillos”, “Torres-fuertes” o la mas que probable, combinación de ambos construida en base la adaptación castrense de la topografía local, facilitando una estrategia defensiva cuya base sería la observación del terreno circundante.



2º La muralla medieval.



Como hipótesis inédita, apunto la existencia en la ciudad de Lugo, de una muralla medieval, cerrando la parte que podríamos llamar “centro urbano” en el siglo XII. Este recinto comenzaría en una torre situada a pocos metros de la actual “Puerta Miñá”, prosiguiendo paralela Tras las edificaciones de la calle de la Tineria, llegándose a la Torre de Felpás, o Casa de la Maza, o en sus inmediaciones donde tuvo que haber otra torre defensiva con su puerta que sería comunicación con la recién formada “Rua Nova”. Continuaría el trazado de cerca hasta la torre de Bermudo Sánchez. (citada en la documentación medieval dejando a extramuros el Macelo o Matadero, por otros nombres documentados “la Carnecería” situada en el campo posteriormente ocupado por los conventos de Sto Domingo y San Francisco, así como por sus cortiñas, donde también estarían los artesanos metalúrgicos, documentándose como “Las herrerías”) probablemente en este lugar se ubicaría una puerta que daría acceso al barrio de “Batitales” (quizás Bautizados) seguiría por la línea marcada por la actual calle del Conde de Pallares, antaño “Traviesa” para llegar a la zona de la Canónica donde se situaría la puerta principal de acceso al Burgo Vello, o Eclesiástico conocido este acceso como “Portal dos Lobos” (otros autores, apuntan la hipótesis de que en este lugar se pagaban las alimañas (lobos) capturados por los paisanos, exponiéndose a la vista de los ciudadanos los despojos de los animales cazados, sobre este particular ver: LA PLAZA MAYOR de Adolfo de Abel Vilela y DE GALICIA (la Caza). Ermelindo Portela y Carmén Pallares) frente a esta puerta o portal, se extendería el campo conocido como “Cortiñas de San Román” que atravesado por el camino principal (documentado Camino Francés de Oviedo, hoy llamado Camiño Primitivo de Santiago)procedente del “Burgo Nobo” (actual Calle de San Pedro). La cerca medieval, continuaría ahora en dirección a la actual plaza del Colegio dejando otra puerta de acceso al camino que pondría en comunicación la Iglesia Mayor, con la Fortaleza o castillo, por la actual calle de los Clérigos. Añadir, el hecho frecuente en las ciudades de residencia episcopal, de la unión mediante un pasadizo, de la residencia canónica e Iglesia Mayor con la fortaleza.

Como colofón a esta parte decir que cualquier profano en la materia puede, a la vista de un callejero de Lugo, constatar el hecho significativo de un núcleo delimitado por formas elípticas que bien pueden ser herencia de esta posible “Cerca Medieval”.



3º. La plaza.



Sabido es, que todo burgo que se precie tiene un espacio público emblemático, sustituido o remplazado en el Renacimiento (como es el caso particular) por la PLAZA MAYOR.

En Lugo, como cualquier otra ciudad episcopal, la Iglesia Mayor o Catedral es el edificio mas señero. Esta Iglesia Mayor ocupa la parte central de la urbe, constituido el tejido urbano por la ciudad intramuros (la reflejada dentro de la hipotética “Cerca Medieval” a la que hemos hecho mención) y por los antiguos y populosos barrios de Recatelo y Rego dos Hortos. Emplazada en el centro del entramado urbano, La Basilica que será mitad templo y mitad fortaleza, tendrá como tal los elementos propio a una iglesia y de un castillo. De esta faceta castrense como fortaleza medieval, dotada de amplias torres defensivas y coronada por almenas y pasos de ronda, destacaremos su obligado patio de armas, a la vez Atrio y plaza Pública. Este atrio, situado en la actualidad y tras las obras del siglo XVIII, en una cota muy superior al plano medieval, época histórica en que la catedral-fortaleza, se ubicaba sobre una repisa superior (Ver el dibujo antiguo de la fachada románica conservado en el archivo catedralicio). La denominación de esta Plaza, que hoy conocemos como de Pío XII, y que anteriormente se llamó del “Buen Jesús”, era conocida en la época medieval como “Fieles de Dios”, tanto este nombre como el posterior del buen Jesús, nos acerca a un hecho central de la vida urbana medieval: La conmemoración de la pasión Y muerte de Ntro. Sr. Jesucristo, y por deducción a la celebración de los “Autos Sacramentales”. Paralelo al hecho religioso, nos encontramos con los hechos Lúdicos y festivos cuyo exponente mas emblemático lo conformaban las “Corridas de Toros” que se celebraban en espacios urbanos, (como ejemplo tenemos la Plaza del Obradoiro de la Catedral Compostelana) al contrario de las justas, cuyos “palenques” se establecían en campos exteriores, quizás en este caso en las “Cortiñas de San Román” lugar también destinado al Patíbulo, Pero este ya es otro tema que ha estudiado magníficamente Adolfo Abel Vilela en su libro LA PLAZA MAYOR DE LUGO.



Lugo 2003.




Respostar